Feliz Navidad, esta tercera parte de la crónica del IV Memorial Francisco Melero la escribo el día 26 de diciembre de 2020, después de pasar la Nochebuena en casa, con mi mujer, mi hijo mayor, su mujer y nuestra nieta más pequeña, de poco seis meses. Todos los años nos reunimos en una casa que fue de nuestros padres (fallecidos hace tiempo), los siete hermanos ( o casi), con sus hijos, nietos y algunos bisnietos. o sea veintitantos, Este año del Covid no ha podido ser, y he echado de menos la cena y sobre todo los villancico y todo tipo de canciones que cantábamos después. Y el día de Navidad, comida en casa de la familia de mi mujer (también son 7 hermanos), con la madre, hijos, nietos y bisnietos, (más de treinta en total), la entrega del “amigo invisible”, este año por reunió virtual, la comida y la foto de familia. También lo he echado de menos, esperemos que el año que viene volvamos a reunirnos como antes.
Esta va a ser la tercera y última entrega de crónica del IV Memorial Francisco Melero, con dos carreras que se habían quedado fuera, el propio trofeo Paco Melero, una carrera-exhibición el sábado por la tarde; y la del Iberian Historic Endurance, de dos horas de resistencia y que se celebro el domingo entre ls primeras y segundas mangas de las otras categorías.

Como dije al principio de estas crónicas, no pude estar el sábado por la tarde en Jerez, por motivos familiares (una boda de un sobrino en Madrid, a la que no pudimos ir , pero vimos por streaming). Pero no me parecía bien dejar esta crónica sin algunas fotos de la prueba dedicada a Paco Melero, así que les he pedido algunas a mis compañeros de Fran García y Petro Racing, David Gómez (que firma Imagenf11.es). En la foto de arriba, la calle de boxes, con los coches preparados para salir, entre ellos y en primer plano el Silver Car que estrenaba el jienense Esteban Perea.


En los entrenamientos libres participaron 39 equipos (algunos de dos personas por coche) y en la exhibición salieron 35. En esta foto vemos la salida , a la derecha el Renault Clio rojo de Manuel Servillera, vencedor de esta carrera no competitiva, en la que lo más importante era participar y homenajear al que fuera presidente de la FAA.


Aquí vemos otro grupo de participantes, en este caso encabezado por Alba Camacho con su Hyundai Accent


En esta preciosa foto de David Gómez, vemos al jerezano Alberto García con las ruedas del lado derecho de su Renault Clio levantadas en la chicane de Ayrton Senna. Acabó tercero en esta exhibición, por detrás de José María y Juan Luis Romero con un Peugeot 308.


En esta imagen, por detrás del Renault Clio de José Durán y Antonio Pérez, el Peugeot 206 pilotado por Carlos Melero, el hijo de Paco, que llevaba como copiloto a David Medina.


Y como colofón, la fotografía de todos los participantes junto con oficiales, mecánicos federativos y familiares de Paco Melero.


Pasamos ahora a la prueba de resistencia de dos horas del Iberian Historic Endurance, que se disputó el domingo. Y empezamos por el final, el podium absoluto de la carrera, copado por los Porsche 911. En el centro el Carrera de Piero dal Maso, a la derecha y como segundo, el de Gutiérrez-Ochagavias y Fuster; y a la izquierda el del portugués José Carvalhosa.


Este es el precioso Porsche Carrera de Piero dal Maso, que consiguió la victoria absoluta y en la categoría H76, con 51 vueltas al circuito en las dos horas.


La segunda plaza en la general, y primero en H71, fue para un equipo formado por tres pilotos: Antonio Gutiérrez, Alvaro Ochagavias y Jesús Fuster sobre este Porsche 911 2.5 ST, que quedaron a 1.55.434 del vencedor, en la misma vuelta.


Y separado por solo dos segundos, tras dos horas de carrera, la tercera plaza fue para José Carvalhosa, con otro 911, que pilotó en solitario.


En esta foto, que está ampliada, los granadinos Ildefonso García y su hijo Alfonso, con una rueda levantada de su Porsche 911 2.5 ST en la chicane. Acabaron cuartos de la general, a una vuelta del vencedor, y fueron terceros en la categoría H1 García.


Uno de los vehículos más espectaculares fue este Shelby GT 350 de Ralf y Max Huber, con su motor de 4,7 litros, acabaron décimos de la general.


Otros fueron espectaculares por las levantadas de ruedas de sus vehículos, con las que iban bastantes metros, como el Ford Escort de los portugueses Ferrao/Moutinho..


O el Datsun 1200 de los portugueses Pedro Reis y Paulo Costa, a los que vemos en acción. Disculpas por la foto desenfocada, pero creo que merecía la pena ponerla.


Poco habitual en este tipo de carreras, es este vehículo, el Ford Capri MK III V 6 de Antonio y José Fresco.


Para acabar, una foto de dos Minis en la competición, unos coches que siempre me han llamado la atención, y de los que tengo varios de Scalextric.
Y nada más, Feliz Navidad y próspero 2021, especialmente en SALUD.